Termas de Carhué | Lago Epecuen | Alojamientos Spa Termal

 

Información

Prev Next

Establecimientos Educativos

La ciudad cuenta con numerosas instituciones educativas estatales, semiprivadas y privadas en sus di...

El Sistema de las Encadenadas del Oeste

El Lago Epecuén es un espejo de agua perteneciente a la cuenca endorreica del sistema de las Encaden...

Monumentos

Los más destacados son:

Clubes deportivos

Carhué cuenta con tres clubes históricos en los que se practican diversos deportes entre ellos fútbo...

Museos

Los museos en Carhué:

El sgnificado de Carhué y Epecuén

El significado de Carhué

Termas de Carhué

Las propiedades de las Termas de Carhué ayudan a relajarse y a mejorar el equilibrio vital. Muchas v...

Clima

El clima de Carhué (y de todo el distrito) puede definirse según la clasificación de Thornthwaite, c...

Que hay para conocer? » Históricos » La leyenda del Club de Gauchos de Epecuén
A+ R A-

La leyenda del Club de Gauchos de Epecuén

  • Escrito por  Ariel Sewald

El fútbol forma parte de la cotidianidad de la gente tampoco podía librarse de la leyenda, de la mítica.


Cuentan que había allí un club, Gauchos de Epecuén, que participaba en los torneos regionales de fútbol. Un equipo que en política deportiva podríamos encontrar a su similar en el Athlétic de Bilbao español, y es que Gauchos de Epecuén jamás aceptó que ningún forastero formara parte de su escuadra. Esto lo llevó a ser considerado un ejemplo de ética deportiva aunque muchas veces los resultados no fueran los esperados.


Surgido de la fusión en 1968, del Atlético Epecuén y del equipo de Estancia La Concepción, de propiedad de los Alzaga Unzué contaba con unas modestas instalaciones en las que la utilería y los vestuarios se ubicaban tras la portería orientada hacia el norte, en la que la leyenda contaba que una de las paredes captaba la atención de todos porque lloraba las derrotas del modesto conjunto de Epecuén. Cuenta la tradición oral que la citada pared se empapaba de agua cuando llegaban las derrotas y permanecía absolutamente seca cuando el resultado era un empate o una victoria. La leyenda de Epecuén trasladada al fútbol, en la que Epecuén es el equipo de fútbol y la princesa la pared que rompe en llanto con las desgracias de Epecuén.


Como aquella tarde en la que tras seis victorias y con un ambiente festivo llegó una dolorosa derrota por siete a cero. Una accidentada tarde de fútbol y agua en la que la pared lloró tanto que los jugadores tuvieron que cambiarse en otro recinto, la inundación provocó que el campo de juego quedara totalmente tapado de agua y hubo que poner bolsas de arena adelante de las puertas de varias casas aledañas.El futuro se presentaba muy oscuro para el club de Epecuén, que entró en una delicada fase de llanto y depresión, hasta que surgió una prometedora generación de chicos que con su talento volvieron a levantar el club desde sus categorías infantiles a los juveniles, llegando a ser campeones de la citada categoría. Unos éxitos que atrajeron a varios representantes con la clara intención de captarlos para otros equipos, pero estos gauchos habían nacido y crecido alrededor de la leyenda y la firme convicción de ser fieles a su propia historia.


La de su modesta pero amada camiseta de Gauchos de Epecuén, con la que lograron éxitos impensables e inalcanzables para este modesto pueblo, siendo campeones regionales y obteniendo el derecho a participar en el campeonato nacional.


La inalcanzable meta se rozaba con los dedos, se ganaron los dos primeros partidos de un cuadrangular y llegaron a la instancia final en la que se jugaban tanto. El rival fue Olimpo de Bahía Blanca y el estadio y la pared que lloraba acogían el acontecimiento deportivo más importante de su historia. Cuentan las crónicas que el arbitro no estuvo nada afortunado pues antes de concluir el primer tiempo ya habían sido expulsados los dos mejores jugadores de Gauchos. Promediada la segunda mitad y con un inapelable dos a cero en contra, la misteriosa pared comenzó a llorar en un llanto desbordante que inundó en cuestión de segundos toda la cancha. El colegiado diez minutos antes de la conclusión tuvo que dar el partido por suspendido ante el pésimo estado del terreno de juego. Un torrente de agua que arrasó con todo lo que encontró a su paso y dejó atónitos a los aficionados bahienses que desconcertados, no comprendían lo que estaba sucediendo.


En cambio los Gauchos de Epecuén eran conscientes de todo lo que acontecía, su pared lloraba aunque en esta ocasión nada pudo calmar el llanto de ese sentimental muro, una princesa que había perdido para siempre el amor de Epecuén, de sus éxitos. Cuentan que ésta no pudo soportar una derrota tan dolorosa, no detuvo su llanto y Epecuén desapareció bajo las aguas sin que su Cristo Redentor pudiera hacer nada.

 

Login to post comments

Clima Carhue

Que conocer?

Prev Next

Colonia judía de Rivera

Rivera es el segundo pueblo en importancia de Adolfo Alsina. Fue fundado por inmigrantes judíos que vinieron de Rusia, Polonia y el oriente de Europa a principios del siglo XX. El recorrido ofrecido incluye paseos por la ciudad, visita a sitios cu...

Leer todo

Parque Municipal Recreativo Epecuén

Está ubicado en la intersección de la Avenida Colón y el frente costero, a pocos metros del Lago Epecuén. Posee baños -inclusive uno para personas discapacitadas-, duchas con agua caliente, parrillas y energía eléctrica.

Leer todo

Edificio de la Sociedad Italiana de Socorros Mutuos

Declarado de "Interés Histórico Municipal". El 11 de mayo de 1884 se funda la Sociedad Italiana de Socorros Mutuos "Unione e Fratellanza" y se construye su edificio con el estilo típico de las construcciones italianas del siglo XVII. Contaba con un p...

Leer todo

Mapa de Carhué

Otros destinos cercanos

Históricas

Prev Next
El Castillo

El Castillo

Fué, en realidad de los tantos chalets de veraneo que se levantaron entre el ca­mino y el lago Epecuén, cuyo recorrido era de ocho kilóme­tros desde Carhué, ciudad cabecera del distrito. Esta construcción circular atraía poderosamente la atención a s...

Leer todo

Casa de la Ultima Fortinera

Esta construcción, ubicada en Sarmiento y 9 de Julio, es una de las primeras casas de la localidad. En ella vivió Domiciana Correa de Contreras, la última Fortinera (con este nombre de "fortinera" se conocía a las mujeres que acompañaron a los sol...

Leer todo

El Ferrocarril

Carhué era la estación terminal del Ferrocarril del Sud (luego Ferrocarril General Roca), que arribó a la ciudad el 17 de abril de 1899, del Ferrocarril del Oeste (más tarde Ferrocarril Sarmiento) que llegó el 18 de julio de 1903 y del Ferrocarril Mi...

Leer todo

Culturales

Prev Next
Museo Regional Dr. Adolfo Alsina

Museo Regional Dr. Adolfo Alsina

Fue fundado en 1963 por una inquietud del Rotary Club y de un grupo de vecinos aficionados a la historia. es dirigido actualmente por el licenciado Gastón Partarrieu. Su edificio está ubicado en Rivadavia 1195 y fue completamente refaccionado en 2...

Leer todo

Centro de Interpretación de la Villa Lago Epecuén

En la ex estación de ferrocarril de la Ex Villa Lago Epecuén funciona el Centro de Interpretación y Museo, donde podrá conocer los orígenes, el esplendor y el presente de la localidad en un recorrido autoguiado. Cuenta también con una sala de proy...

Leer todo

Edificio de la Escuela N°1 General José de San Martín

Declarado "Patrimonio Histórico de la Ciudad de Carhué". Tres años después de su creación, un 19 de agosto de 1887, se inaugura el edificio de la misma con su fachada neoclásica (en aquél entonces sede de dos escuelas, una para varones y otra para mu...

Leer todo